Contradictio in terminis

Rosa GarciaA principios de noviembre la Presidenta de Microsoft España, Rosa García, abrió un blog –admitimos Spaces como sistema de blogs–. Se trata de El Ventanal de Rosa, y considerando que se trataba de una iniciativa acertada y digna de todo elogio, en cuanto me enteré me suscribí raudo y veloz. Si la Presidenta de una empresa de la magnitud de Microsoft España abre un blog seguro que tiene cosas interesantes que decir.

Desde el cariño y el respeto, Rosa, sólo he aguantado cuatro anotaciones. No sé si es cosa de Spaces, que atonta, o simplemente que la dirección de Microsoft promueve vidas en un universos paralelos.

Para los mal pensados, vaya por delante que no soy un “talibán anti-Microsoft”, sólo un apasionado pro-Software Libre, conceptos ambos perfectamente independientes, de verdad. De hecho uso tecnologías de Microsoft a diario, algunas incluso por propia elección.

Me gustó mucho cuando dijo:

“Cuando llegó el momento de estudiar en la universidad, no me sedujeron las ingenierías y me decidí por estudiar Ciencias Exactas, posiblemente lo más parecido a la Filosofía que se podía estudiar en una facultad de ciencias.”

¡Pero si casi somos almas gemelas! Sin embargo, cayó entonces sobre mí un jarro de agua álgida al leer insensateces como la que sigue:

“Yo nunca pedí a Los Reyes Magos un Mecano. Nunca destripé mis juguetes para entender cómo funcionaban. Me bastaba con jugar con ellos. Quizá porque éramos tres niñas en una casa de (sic) la España de Cuéntame, mi mayor aspiración era (sic, sic, sic) disfrazarme de enfermera y jugar con mis muñecas.

[…] Los ordenadores, el software, me maravillan por cómo nos facilitan la vida, pero llevo más de 15 años sin mirar una línea de código. Siempre me ha importado más el contenido que el continente, el fondo que las formas, el corazón que la apariencia.”

De verdad, no sé por donde cogerlo. Como hay prisa me limitaré a decir que está muy bien que le importe más el “corazón que la apariencia”, pero es metafísicamente imposible estar maravillada por el software, presidir una empresa que vive de producirlo y llevar “más de 15 años sin mirar una línea de código”. Bueno, sí que se puede, y los resultados son por todos conocidos.

Otro ejemplo interesante de cómo las palabras y sus significados cambian al viajar a otros universos lo encontramos en su último post titulado “¡Vaya semanita!“:

“He leído todos los comentarios, pero no he respondido a ninguno. Leer vuestros comentarios es fácil. Tengo un teléfono con Windows Mobile instalado y una gran pantalla. Los pocos respiros que tengo en el día los llenos disfrutando (a veces sufriendo) con esta conversación que estamos creando.”

Aquí Rosa García, además de alardear de gran pantalla y vender Windows Mobile de forma francamente absurda, nos enseña que una “conversación” es una cosa en la que todos hablan contigo, y tú no dices nada. Desde luego que sí, que vaya semanita que llevamos Rosa.

Lo que más siento es que me voy a perder tus próximos posts, esos en los que cambiarás las goteras de tu cocina por el Software Libre. Ahí sí que nos habríamos reído.

4 thoughts on “Contradictio in terminis

  1. Parece mentira que no sepas a estas alturas de la película que los famosos apañoles, del sector que sea, tienen un blog porque es cool o megachachi, no porque sea un sistema de comunicación con su “público”.
    A mi lo que me fascina es la gran pantalla del móvil… ¿estará conectado a un TFT?

    Saludets

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s